UN MES DE ABRIL LLENO DE ACTIVIDADES

Dicen que “la primavera la sangre altera”, y ¡vaya si nos ha dado fuerzas!

Durante el mes de abril no hemos parado y han sido varias las actividades que hemos realizado: pudimos asistir a una Sesión Didáctica de Folclore en la Sala Luis Galve del Auditorio de Zaragoza, donde aprendimos sobre tradiciones, instrumentos y bailes típicos de nuestra Comunidad Autónoma; también hemos celebrado los cumpleaños de tres de las personas apoyadas por la Fundación con unos buenos refrescos y algún que otro regalillo; hemos dado paseos aprovechando esos días casi veraniegos en los que pudimos esconder ya los abrigos; y celebramos el puente de San Jorge (festivo en Zaragoza) desplazándonos al pueblo de Estella, en Navarra, donde conocimos nuevos lugares y desconectamos de la rutina diaria.

Por supuesto, nada de esto habría sido posible sin los magníficos Voluntarios Tutelares que nos acompañan en todos estos ratitos de ocio y tiempo libre que tenemos. Siempre están ahí para ser nuestros mejores compañeros de viaje.

¡A ver qué nos depara este mes de mayo…!